Volver a la página web

 

Adelantando la germinación de estacas arbóreas

Diversas especies arbóreas deben establecerse a través de material vegetativa, usualmente  en forma de estacas vivas. Una práctica tradicional en de pelar la base de la estaca antes de colocarla en la tierra. Sin embargo, parece que esta técnica es poco documentado.

Una de las primeras tareas en la Finca Ecológica es el establecimiento de los árboles forrajeros que formarán la base de la suplementación proteica de los animales. Hay dos métodos de siembra: por semilla o por estaca.  En el caso de siembra por estaca, es costumbre en Norte Santander "pelar" la punta de la estaca antes de colocarla en el suelo.

El siguiente experimento tenia como objetivo la comparación de los dos métodos: siembra de estacas peladas o no peladas.  Se compararon dos especies de árboles:

La morera  (Mora alba)
El matarratón (Gliricidia sepium)

En el caso del tratamiento del "pelado" se quitó la corteza en una distancia de 2 a 3 cm desde la punta de la estaca (Foto 1).

 .

Foto 1: Método de pelar las estacas

Las estacas se sembraron en chuspas plásticas de 1 litro de capacidad, usando una mezcla de 3 partes de suelo y 1 parte de lombricompuesto como media. Hubo 100 estacas "pelados" y un número similar de estacas  no peladas, de cada una de las especies.

Se midieron las estacas germinadas cada 2 o 3 días (Figuras 1 y 2).

 

 
 

Figura 1: Efecto de pelar las estacas de matarratón sobre la germinación

 

Figura 1: Efecto de pelar las estacas de morera sobre la germinación

 
 
El efecto del pelado fue muy marcado, siendo más notable en la morera que en el matarratón.  Las ventajas del pelado en la morera se observaron claramente  (foto 2). Adicionalmente a la germinación en terminos de apariencia de las hojas,  el desarrollo radicular fue tambien adecuado como se puede observar en la foto3.
 
 
 

Foto2:
El efecto de pelar las estacas de morera
 
 

Foto 3:
El desarrollo radicular de las estacas peladas de morera